17 may. 2010

Inasequible al desaliento...

Llevo muchos días sin escribir... y es que, cada vez tengo menos sueños... sin embargo, no dejaré que la tristeza me venza... no permitiré que, los anodinos minutos que me mantienen despierta, me alejen del sano propósito de enredarme con el eterno Morfeo... de modo que, volveré a posar mi esperanza sobre la almohada y pediré, y rogaré que mañana, la bondad circule con alegría por las calles y las avenidas...
La lealtad, un valor a la baja... lealtad para amar, lealtad para escuchar, lealtad para hablar, lealtad para vivir.
Mañana, a pesar de todo lo que me rodea, seguiré con mi proyecto... intentaré, un día más, no dejarme abatir, no ser asequible al desaliento, no romper mi sonrisa con un sentimiento negro y ajeno.
No van a poder conmigo. Nadie.

Queralt.

No hay comentarios: