26 jul. 2010

Hablando de sensibilidad...

Esta noche hemos salido a cenar... en familia, aunque es sólo un decir porque faltaban muchos y muchas, entre ellas mis hijas. Pero las dos están en Madrid así que, no ha podido ser...
Mis sueños de esta noche estarán llenos sin duda, de emociones y sentimientos tiernos y los viviré con un gran número de personas bonitas por dentro y capaces de empatizar con el prójimo. Porque me duele respirar el aire que exhalan los que dicen ser buenos pero llevan a los que les rodean como a perritos falderos a expensas del humor con el que se levantan...
Me pasaré la noche en una playa donde no hace calor y la arena es brillante. Un lugar lleno de personas coherentes y sencillas, dispuestas a compartir con sincera naturalidad lo que sienten y lo que piensan. Ése rincón del mundo sólo existirá en mis sueños, lo sé, pero valdrá la pena darme una vuelta por allí, para olvidar lo déspota que puede llegar a ser una persona que no sabe ni quiere soñar.
Por una vez y sin que sirva de precedente, me voy a pasar la noche, a una playa...
Queralt.

1 comentario:

Marta dijo...

Snif, snif.. Me dan hasta ganas de llorar... Si no fuera por esas playas interiores... Besitos y ánimo porque no hacen más que reforzar tu mundo interior... Refugio al que nunca podrán ni asomarse, tuyo... sólo tuyo..