27 jul. 2010

La higuera...

Esta noche me voy a dormir al cobijo de una higuera que había en el huerto de mi casa cuando era pequeña... también había un cerezo, pero hoy, prefiero la higuera...
Y me quedaré dormida con la imagen de mi abuelo cavando con su azada...
Esta noche me voy a mi infancia.
Cada uno de los últimos días, con todas sus vivencias y palabras pronunciadas o escuchadas, me conducen a ella.
Me voy a dormir con mis muñecos y mis miedos, aquellos que poblaban las noches y los sueños.
Hoy dormiré como una niña, sin prejuicios, sin frustraciones, sin dolor, con esperanzas e ilusiones sin desgastar, sin manosear, sin empezar...
Me voy deprisa, como el viento...


Queralt.

No hay comentarios: